20 abril 2016














Es tu mano y mi boca
con mi mano de labios
con mi lengua de dedos.

Tu mano con mi guante
de saliva, de besos,
mi viaje de regreso.

Es tu mano tu puerta
tu llave primigenia
tu diáfana respuesta.
.

2 comentarios:

Candela Martí dijo...

Ángel, tu comentario en mi blog me ha encauzado hasta aquí y lo celebro.

Ay, esas manos que suelen ser fieles guías de nuestro íntimo y deseado destino... Pocas veces sus dedos se equivocan al señalar el lugar.

Me ha gustado leerte y sentir. Un abrazo cordial.

RECOMENZAR dijo...

Que bello escribes
Feliz de la que esté a tu lado