01 abril 2010


Los reinos fatuos conquistados a medianoche
La estridencia de la conciencia rota
El final inconcluso de un enigma imposible
Un rayo azul en esta mundanal ceguera
Los amigos embarcados en la indiferencia
El rumor de los reptiles del sueño
Las solitarias decapitaciones del amor
Cada una de nuestras expiaciones difuntas
Los compasivos sueños de pólvora húmeda
La música de los establos interiores
El aniquilado resplandor de una risa caída
Las vidas infértiles y prósperamente encauzadas
Los fantoches revolcándose en vino agrio
Siete sietes en una casaca ensangrentada
Claveles muertos bordados en camisas blancas
La decepción atada a una noche cadavérica.
Los cerrados escotes del papel impreso
Tú maleta desnuda arrasando los besos
Y el triste adiós al mar de los anhelos...